EiTwo Barcelona

EiTwo Barcelona

Situado en el centro del Baix Llobregat, a escasos kilómetros de la ciudad de Barcelona y el aeropuerto de El Prat, eiTWO emerge como un espacio polivalente, con diversos espacios interiores, diferenciados en dos plantas y una terraza exterior. En ellos se realizan sesiones de fin de semana con sus diferentes estilos musicales, programación de deejay y conciertos en directo. La discoteca ocupa una superficie total de 1.800 m² y un parking privado de 1.900 m², a parte de la posibilidad de estacionar en toda la calle, por encontrarse en un amplio polígono industrial, de fácil acceso y unas perfectas vías de acceso por autopista y autovía. eiTWO es un lugar de diseño innovador, informal donde se ha cuidado hasta el último detalle, para romper con toda la monotonía que conocías hasta ahora. 

Sala Chicago

El corazón de eiTWO recibe este nombre de la ciudad donde nació, en los años ochenta, un movimiento musical revolucionario e innovador, la HOUSE MUSIC, que a día de hoy sigue una línea ascendente de constante evolución. En ella podemos encontrar nuevos conceptos de espectáculo asociados a la música, tales como bailarines, percusionistas, acróbatas o actores, que han hecho del HOUSE y la animación su forma de vida. Con una superficie de 600 m², y gracias a paneles móviles y unas enormes puertas de corredera, que comunican este espacio con la sala Habana y con la Terraza respectivamente, a sido posible albergar grandes conciertos en directo para un gran número de personas. La sala Chicago, esta equipada con más de 9.000 W y otros tantos miles de luz, además de grandes video proyecciones, y las buenas formas musicales de nuestros deejays residentes y las grandes estrellas invitadas, hacen posible que cada sesión sea una experiencia única, llena de estímulos y sensaciones para todo aquel que nos visita cada fin de semana.

Sala Liverpool

El segundo núcleo de la discoteca, llamado así en referencia a la conocida ciudad costera del Reino Unido, donde nacieron y evolucionaron musicalmente cuatro jóvenes llamados The Beeatles, que implantaron su estilo musical en todos los rincones del planeta. Un lugar espacioso y diferente, con una mezcla de elementos artísticos de decoración, como graffiti, objetos antiguos y tantos otros, que forman un conjunto asimétrico que entusiasma a los clientes más asiduos de este espacio tan alternativo. Gracias a sus 400 m² y casi 5.000 W de sonido, la sala Liverpool alberga también prácticamente cada semana actuaciones en directo de grupos noveles, que ven así una oportunidad de expandir su música, y grupos de versiones, que amenizas las primeras horas, para aquellos que buscan un lugar diferente, mientras charlan con los suyos. Para los que esperan hasta el cierre, la música variada y selecta, elegida con el mejor criterio por el deejay, abarca todos los tipos y estilos imaginables, de ahora y de todos los tiempos, en una mezcla de tendencias para disfrutar alternando cada fin de semana y evitar así la monotonía musical.

Sala Club

El último de los espacios cubiertos de eiTWO, ha sido transformado siguiendo las nuevas tendencias y la nueva demanda de los clientes de eiTWO. Este lugar acogedor y más reducido que los demás espacios de la discoteca, cuenta con una superficie de 200 m² libre de obstáculos y 4.000 W de sonido. La suma de estas características y las exigencias de los fanáticos de la música house, hacen de este espacio un lugar ideal para las noches de los viernes. Todo el espíritu de la Cultura de Club, con la buena música y el buen hacer de los deejays residentes queda latente en este nuevo concepto de sala en eiTWO.

Terraza

Un espacio diferente para aquellos que buscan la alternativa estival a la masificación excesiva y la sobredosis de decibelios de las grandes y extensas carpas de verano. Para refrescarse de las altas temperaturas, y poder disfrutar de una agradable conversación, amenizada por una suave y agradable selección de estilos musicales. Cuenta con un espacio de 600 m², rodeado de vegetación refrescante y una tenue iluminación, para poder disfrutar de la mejor manera, de los calurosos meses de verano.