KER Club
Descripción

Barcelona 1967, en la calle Muntaner de la ciudad se inaugura la Boite Bocaccio. Una pequeña discoteca de dos plantas que durante dos décadas fue el epicentro de la vida cultural y hedonista de nuestro país en plena dictadura franquista. Un soplo de libertad y de apertura tanto social como musical. Detrás de todo esto estaba un personaje y toda una familia, Oriol Regás y sus 4 hermanos. Uno de los promotores más sólidos de la noche barcelonesa a lo largo de toda la historia de la ciudad. Un personaje conocido y reconocido por toda la burguesía y la “progresía” de aquella España sesentera. Y detrás del local, de su diseño, de su concepción estaba uno de sus hermanos, Javier Regás.Javier siempre fue el “enfant” terrible de los Regás. La oveja negra, la descarriada. Jamás comulgó con el “establishment” de la época y fue durante toda su vida un autentificado Rebelde. Pero Javier fue ante todo un visionario, el mejor diseñador de interiores y espacios públicos que he conocido a lo largo de toda mi, ya larga, vida de empresario.

Después de Bocaccio llegaron los Barbarelas, Madox, Revolution, Tifanys, Flash Flash, los Floridas y un largo etc. de más de 200 obras a cual más emblemática y todas ellas diseñadas, inventadas por un auténtico genio. Javier amaba el color, el confort, los espacios, la circulación, y odiaba el lujo por el lujo y el mal gusto. Jamás copió nada de ningún otro diseñador, él no lo necesitaba. Su arrolladora energía creativa le llevó siempre a ser el primero en adivinar el futuro, en saber que el auténtico confort no está en los materiales ni en la materia física, sino en el sentimiento de “sentirse como en casa”. Esa era su verdadera preocupación cuando soñaba, mimando y dibujando con sus viejos lápices cada uno de sus proyectos.

Cada uno con un alma distinta. Todos diferentes unos de otros y todos ellos espectaculares para ser usados por cualquiera de nosotros a lo largo de los años sin que el tiempo dejara la huella de trasnochados en ninguno de ellos.

Javier nos dejó muy joven, dejando en mí un vacío extraordinario. Pero tuve la suerte de compartir con él los 15 últimos años de su vida. Para todos nosotros fue un maestro que vivió, creó y murió con una dignidad envidiable.

Y ahora llega a la ciudad Ker. Ker quiere ser un homenaje a mi amigo Javier. El gabinete de Pure Sang, siguiendo mis instrucciones, ha diseñado un espacio como el propio Regás lo hubiese hecho. Esa ha sido la idea principal de este proyecto que hoy está apunto de ver la luz. Una nueva criatura que, a título póstumo, Marino Casas, todo su equipo y nosotros mismos le hemos querido dedicar al gran Regás, a Javier, el niño rebelde de aquella burguesía de los sesenta cuyos diseños y proyectos tanto marcaron los destinos de toda una generación.

Ker es luz, color, sentimiento, confort, alegría, alma y sobre todo vuestra casa. Vuestra segunda casa.

Disfrutadlo. De verdad, vale la pena.

Información y reservas +34 619.305.193


View Larger Map

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.