Barcelona de noche no duerme. Ciudad de referencia en la escena electrónica internacional, la ciudad baila al ritmo de los mejores DJ’s. El ambiente nocturno en Barcelona se divide por zonas que reúnen estilos y características similares. También los amantes del jazz, el rock, los ritmos latinos o el pop encontrarán aquí su sitio ideal.

Raval

El barrio más internacional de la ciudad es también el más ecléctico. Pasear por sus calles es recorrer los aromas de otras culturas. Trasladado a la noche, el Raval ofrece la oportunidad de degustar cocina exótica y también autóctona. Un ejemplo de multiculturalidad donde la oferta cultural, también nocturna, convive con locales pequeños y variados en sus calles estrechas y llenas de actividad. Algunos locales de ambiente bohemio conservan ese aire de otros tiempos y siguen siendo referentes en la noche barcelonesa.

Born

La zona por excelencia de la gente “cool”, de los amantes del diseño y de todos aquellos que buscan restaurantes, bares nocturnos y coctelerías de ambiente sofisticado pero cálido. Los cazadores de tendencias podrán disfrutar de la ecléctica mezcla de personajes: bohemios, criaturas de la noche, barceloneses recién salidos de la oficina, gente de todas las nacionalidades… un panorama siempre sorprendente enmarcado en callejuelas y rincones medievales, ideal para cenar y para tomar la primera copa.

Gràcia

Por los rincones y las plazas de Gràcia van surgiendo locales íntimos y llenos de encanto que convierten la oferta nocturna del barrio en una caja de sorpresas. Sólo hay que perderse por sus callejuelas y disfrutar de un ambiente bohemio que los barceloneses adoran. En verano, sus plazas se inundan de terrazas y durante el mes de agosto, la fiesta mayor del barrio convierte a Gràcia en el epicentro de la ciudad. En los últimos años el barrio ha experimentado un proceso multicultural, por lo que su oferta gastronómica es variada y exótica.

Eixample

Barceloneses jóvenes y no tan jóvenes inundan las calles del Eixample en los largos fines de semana que vive la ciudad. Locales, bares y discotecas con música de hoy y de siempre, y restaurantes con todos los tipos de cocina acogen a estudiantes, despedidas de solteros y grupos de amigos de todas las edades que recorren la zona hasta que el cuerpo aguanta.

Port Vell

Tiendas, bares, restaurantes y mucha diversión en una terraza gigante abierta al Mediterráneo. La zona del Port Vell, con el Maremagnum como epicentro, es una de las preferidas por los visitantes y los barceloneses que buscan de todo sin moverse demasiado. En verano, las terrazas se convierten en las protagonistas, mientras que en invierno se sigue disfrutando del mar desde sus amplios locales con vistas.

Gaixample

A la izquierda del Eixample, delimitada por las calles Balmes, Gran Via de les Corts Catalanes, Urgell y Aragó, se concentra la mayor parte de locales frecuentados por el colectivo de gays y lesbianas, de ahí que se conozca popularmente como Gaixample. Una zona llena de restaurantes-espectáculo, bares y un buen número de discotecas donde la libertad y la convivencia son los verdaderos protagonistas.

Port Olímpic

El Mediterráneo se convierte en el protagonista de una de las zonas de ocio nocturno más concurridas de la ciudad. Las dos torres gemelas delimitan la entrada a un universo de bares, restaurantes, discotecas y hasta un casino. Ambiente sofisticado pero alegre junto al mar para disfrutar de la noche con intensidad.

Sant Gervasi – Santaló

En la zona alta de Barcelona, alrededor del eje marcado por las calles Santaló y Marià Cubí, se concentra esta zona nocturna cuajada de bares y discotecas. Frecuentada por la comunidad universitaria de la ciudad y también por gente de más edad que busca un ambiente chic para relajarse y disfrutar.

Poble Nou

El indie rock y el pop más actual tienen cita los fines de semana en la zona de Poble Nou. Discotecas gigantes y bares amplios y espaciosos, fruto del pasado industrial del barrio, ofrecen una oferta de música rock alternativa que hacen las delicias especialmente de los más jóvenes.